Category

Artículos de interés

Cuidado de la Piel

Prueba de ADN: El futuro del cuidado personalizado de la piel?

By | Artículos de interés

Cuidado personalizado de la piel: una tendencia al alza.

Han pasado 15 años desde el mapeo del genoma humano de 2003. Desde entonces, hemos visto un movimiento hacia el desarrollo de tratamientos médicos adaptados a nuestra propia genética. Esto significa que los investigadores y los médicos pueden tratar potencialmente algunas enfermedades y afecciones de una manera mucho más precisa.

Con datos que muestran que el mercado global actual de productos individualizados para el cuidado de la piel está valorado en la asombrosa cifra de 12.200 millones de dólares, el interés en la aplicación del mapeo de ADN al cuidado de la piel también es una tendencia al alza.

¿Cómo funcionan las pruebas cutáneas de ADN?

Al igual que cualquier otra prueba de ADN que pueda hacerse, las relacionadas con el cuidado de la piel comienzan con un simple hisopo. Esto puede ser realizado por un técnico de la empresa (en el caso de una ubicación de ladrillo y mortero) o puede ser un proceso de «hágalo usted mismo».

El tiempo de espera de los resultados depende en gran medida del proveedor de la prueba. Algunos toman sólo 30 minutos y son procesados por las compañías que los administran mientras usted espera en sus tiendas u oficinas.

Otros -como los que se autoadministran con un kit- sólo generan resultados después de unas pocas semanas, ya que es posible que la muestra de saliva deba entregarse a un laboratorio independiente para su análisis.

Este análisis típicamente resulta en un informe que resalta lo que está «mal» con su piel. Con la orientación del proveedor de la prueba, usted puede tomar decisiones específicas sobre su propio cuidado de la piel.

Lo que las pruebas de ADN pueden decirle sobre su piel

Se cree que las variaciones genéticas predicen las características que mostrará su piel. Los kits de prueba de ADN trabajan bajo esta premisa para proporcionar consejos sobre qué productos y rutinas para el cuidado de la piel son mejores para usted.

No todas las pruebas examinan los mismos aspectos de la piel, pero en general todas le darán información básica y un plan para corregir el daño al que está expuesta la piel según los resultados de su ADN.

Esto permite el desarrollo de productos que abordan áreas prioritarias, como el envejecimiento, la sensibilidad al sol, la sensibilidad ambiental y la protección antioxidante.

Estos pueden incluir humectantes, limpiadores, tónicos, sueros y suplementos para la piel. Las recomendaciones de productos se harán en base a las necesidades de su piel según lo dicte su ADN. Esto puede traducirse en regímenes de cuidado que ayudan a reducir el riesgo de cáncer de piel, aumentar la elasticidad, formar colágeno, disminuir las manchas marrones o evitar la formación de arrugas.

Sindrome de Down

Síndrome de Down Guía Informativa 2019

By | Artículos de interés

¿Qué es el síndrome de Down?

El síndrome de Down es una condición en la cual un niño nace con una copia extra de su cromosoma 21 – de ahí su otro nombre, trisomía 21. Esto causa retrasos en el desarrollo físico y mental y discapacidades.

Muchas de las discapacidades son de por vida, y también pueden acortar la esperanza de vida. Sin embargo, las personas con síndrome de Down pueden llevar una vida sana y plena. Los recientes avances médicos, así como el apoyo cultural e institucional para las personas con síndrome de Down y sus familias, ofrecen muchas oportunidades para ayudar a superar los desafíos de esta afección.

 

¿Qué causa el síndrome de Down?

En todos los casos de reproducción, ambos padres transmiten sus genes a sus hijos. Estos genes son transportados en los cromosomas. Cuando las células del bebé se desarrollan, se supone que cada célula recibe 23 pares de cromosomas, para un total de 46 cromosomas. La mitad de los cromosomas son de la madre y la otra mitad del padre.

En los niños con síndrome de Down, uno de los cromosomas no se separa adecuadamente. El bebé termina con tres copias, o una copia parcial extra, del cromosoma 21, en lugar de dos. Este cromosoma adicional causa problemas a medida que se desarrollan el cerebro y las características físicas.

 

Tipos de síndrome de Down

Existen tres tipos de síndrome de Down:

Trisomía 21

Trisomía 21 indica que hay una versión extra del cromosoma 21 en cada célula. Esta es la forma más frecuente del síndrome de Down.

Mosaicismo

El mosaicismo se manifiesta cuando un niño nace con un cromosoma extra en algunas de sus células, pero no en todas. Las personas con síndrome de Down en mosaico tienden a tener menos síntomas que aquellas con trisomía 21.

Translocación

En este tipo de síndrome de Down, los niños sólo tienen una parte extra del cromosoma 21. Hay 46 cromosomas en total. Sin embargo, uno de ellos tiene un pedazo extra del cromosoma 21 adherido.

¿Estará mi hijo en riesgo de padecer el síndrome de Down?

Ciertos padres tienen un mayor riesgo de dar a luz a un niño con síndrome de Down. Según los Centros para la Prevención de Enfermedades, las madres de 35 años o más tienen más probabilidades de tener un bebé con síndrome de Down que las madres más jóvenes. El riesgo aumenta a medida que la madre envejece.

Las investigaciones muestran que la edad paterna también tiene un efecto. Un estudio de 2003 encontró que los padres mayores de 40 años tenían el doble de riesgo de tener un hijo con síndrome de Down.

Otros padres que están en mayor riesgo de tener un hijo con síndrome de Down incluyen:

  • Personas con antecedentes familiares de síndrome de Down.
  • Las personas que portan la translocación genética
  • Es importante recordar que ninguno de estos factores significa que usted definitivamente tendrá un bebé con síndrome de Down. Sin embargo, estadísticamente y sobre una población grande, pueden ponerlo en mayor riesgo.

Examen Genómico Prenatal

El Screening Genómico Prenatal de Magenta (NIPT) permite descartar las principales enfermedades genéticas, como el Síndrome de Down, con una simple muestra de sangre de la embarazada de nueve semanas o más, con una precisión superior al 99%.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de Down?

Aunque la probabilidad de tener un bebé con síndrome de Down se puede estimar mediante una prueba de detección durante el embarazo, usted no experimentará ningún síntoma de tener un hijo con síndrome de Down.

Al nacer, los bebés con síndrome de Down generalmente tienen ciertos síntomas característicos, incluyendo:

  • rasgos faciales planos
  • cabeza y orejas pequeñas
  • cuello corto
  • lengua protuberante
  • ojos que se inclinan hacia arriba
  • orejas atípicamente formadas
  • tono muscular deficiente

Un bebé con síndrome de Down puede nacer con un tamaño promedio, pero se desarrollará más lentamente que un niño sin la afección.

Las personas con síndrome de Down por lo general presentan algún tipo de discapacidad del desarrollo, pero a veces es de leve a moderada. Los atrasos en el desarrollo mental y social pueden significar que el niño podría tener:

  • conducta impulsiva
  • mal juicio
  • período de atención corto
  • capacidad de aprendizaje lento

 

El síndrome de Down suele ir acompañado de complicaciones médicas. Estos pueden incluir:

  • defectos cardíacos congénitos
  • pérdida de audición
  • visión deficiente
  • cataratas (ojos nublados)
  • Problemas de cadera, como dislocaciones.
  • leucemia
  • estreñimiento crónico
  • apnea del sueño (interrupción de la respiración durante el sueño)
  • demencia (problemas de pensamiento y memoria)
  • Hipotiroidismo (función tiroidea baja).
  • obesidad
  • crecimiento tardío de los dientes, causando problemas con la masticación
  • Enfermedad de Alzheimer más tarde en la vida

Las personas con síndrome de Down también son más propensas a las infecciones. Pueden tener dificultades con las infecciones respiratorias, infecciones del tracto urinario e infecciones de la piel.

 

Vivir con el síndrome de Down

La esperanza de vida de las personas con síndrome de Down ha mejorado drásticamente en las últimas décadas. En 1960, un bebé nacido con síndrome de Down a menudo no veía su décimo cumpleaños. Hoy en día, la esperanza de vida de las personas con síndrome de Down ha alcanzado un promedio de 50 a 60 años.

Si está criando a un niño con síndrome de Down, necesitará una relación cercana con profesionales médicos que entiendan los desafíos únicos de la afección. Además de las preocupaciones más importantes, como los defectos cardíacos y la leucemia, es posible que las personas con síndrome de Down deban protegerse de infecciones comunes como los resfriados.

Las personas con síndrome de Down están viviendo más tiempo y con una vida más rica que nunca. Aunque a menudo pueden enfrentarse a un conjunto único de desafíos, también pueden superar esos obstáculos y prosperar. La creación de una sólida red de apoyo de profesionales experimentados y la comprensión de la familia y los amigos es crucial para el éxito de las personas con síndrome de Down y sus familias.

Facebook
Instagram
YouTube
×

*Hola 👋*

como podemos ayudarte?

contacto@magentagenetics.com

Teléfono atención al cliente +569 3265 3788

×